Inicio keyboard_arrow_right Blog keyboard_arrow_right 5 consejos para el mantenimiento de los inyectores de tu Auto

5 consejos para el mantenimiento de los inyectores de tu Auto

5 consejos para el mantenimiento de los inyectores de tu Auto

Los inyectores son los encargados de proporcionar el combustible necesario al conducto de admisión del motor. Su función principal es hacer que el carburante se distribuya de forma homogénea y con la presión adecuada evitando goteos. Los inyectores están situados en la parte superior de los cilindros, lo que permite una inyección de combustible adecuada.

Los inyectores tienen un papel crucial en el proceso de combustión de un motor y su mal funcionamiento provoca que el combustible no llegue de forma adecuada a la cámara de combustión.

 Es por este motivo por el que mantenerlos en buen estado resulta de suma importancia para la salud de nuestro motor. ¿Cuánto hace que no revisas los inyectores?

Trucos para un buen mantenimiento del sistema de inyección.

Existen algunos trucos de mantenimiento para hacer perdurar durante más tiempo los inyectores y evitarte así tener que cambiarlos con demasiada regularidad. Son muy sencillos y fáciles de seguir. 

0 · 10

Limpiar los inyectores con aditivos químicos. Muchas marcas de combustible usan este tipo de aditivos en su composición. Ayudan a eliminar impurezas que puedan contaminar los inyectores y protegen el sistema de inyección, por tal motivo prefiere las marcas que su fórmula lo incluya. 

Evita subir de revoluciones bruscamente. Cuando un motor sube de revoluciones de forma intensa aumenta el consumo de combustible y, por tanto, también la cantidad de carbonilla que genera. Un motor revolucionado aumenta la carbonilla, lo que provoca un mayor desgaste del sistema de inyección.

Mantén los inyectores siempre limpios. Es importante limpiar los inyectores si se detecta que no funciona de forma correcta la entrega de potencia o notamos tirones durante la aceleración. También se recomienda limpiar los inyectores a partir de los 100.000 km si es la primera vez, o cada 50.000 km las veces posteriores.

No circules en reserva. Cuando circulas bajo de combustible debes tener presente que es posible que en el fondo del depósito se haya producido suciedad que fácilmente accederán al sistema de inyección. Si tu coche es antiguo y nunca has realizado una limpieza del depósito de combustible, con el tiempo, es posible sufrir un atasco en los inyectores.

¿Qué averías pueden afectar a los inyectores?

Existen dos tipos de averías comunes producidas por un fallo en los inyectores:

Fuga del combustible. Se produce en las propias tuberías del sistema de inyección. Se detecta gracias a la presencia de un fuerte olor a combustible.

Existencia de carbonilla. La carbonilla provoca que el combustible no salga pulverizado de forma adecuada provocando el goteo de los inyectores y impidiendo una combustión correcta. Este fenómeno puede acabar provocando un fallo en el motor. La mejor forma de detectar la aparición de carbonilla es prestando atención al humo que desprende el tubo de escape. En caso de ser de un oscuro intenso querrá decir que algo está fallando en el proceso de combustión.

Los inyectores de los vehículos en la actualidad son electrónicos y están gestionados por la centralita (ordenador interno). 

En ZS Motor  contamos con Máquinas de Diagnostico con el software adecuado para poder averiguar cualquier tipo de avería en el sistema de inyección de un vehículo. ¿Quieres que comprobemos el estado de los inyectores de tu automóvil?, visítanos y revisaremos todas las fallas que pueda tener tu vehículo. 

Productos relacionados