Inicio keyboard_arrow_right Blog keyboard_arrow_right 10 Pasos para Cambiar un Neumatico de Forma Segura

10 Pasos para Cambiar un Neumatico de Forma Segura

10 Pasos para Cambiar un Neumático de Forma Segura.

Tiempo de lectura: 3 minutos

A todos los conductores, en algún momento, se les presenta la urgencia de tener que cambiar un neumático. Es normal que el neumático sufra una rotura y deba ser sustituido por otro, por lo que resulta vital saber cómo cambiar un neumático de forma correcta. 





0 · 10

Para cambiar tu neumático asegúrate de siempre llevar:

  • Triángulo de señalización
  • Gata hidráulica
  • Llave cruz
  • Neumático de repuesto

Estos implementos los puedes conseguir en distintos modelos, a la venta en diversos establecimientos comerciales.

Paso 1
Coloca el auto en una posición completamente plana y en un terreno sólido.

Paso 2
Asegúrate de que el auto esté en posición de estacionado, y aplica el freno de mano.

Paso 3
Evita un posible desplazamiento del auto colocando un objeto pesado delante y detrás de las ruedas. Puede ser una piedra, un ladrillo, un tronco o un neumático de repuesto.

Paso 4
Coloca la gata en la posición correcta, usando las marcas que posee tu auto para tal fin, dependiendo del modelo y el año.

Paso 5
Con la llave de cruz, retira las tapas de rueda y afloja las tuercas, en sentido contrario a las agujas del reloj. Luego gira la manija para colocar el neumático en el suelo y retira las tuercas completamente.

Paso 6
Quita el neumático desinflado. Recomendamos colocarlo debajo del vehículo en caso de que si éste cae, lo haga encima del mismo.

Paso 7
Coloca el neumático de repuesto en el centro de la montura. La misma debe estar alineada con los pernos del neumático.

Paso 8
Ajusta las tuercas, apretándolas lo más que puedas. Esto debería realizarse sin que se presente ninguna resistencia. 

Paso 9
Usando la manija de la gata, baja el auto, pero sin aplicar todo el peso en el neumático.

Paso 10
Baja el auto completamente, retira la gata hidráulica y coloca las tapas de las ruedas.

Como último consejo, si no sientes la suficiente seguridad de hacerlo por tus propios medios, es recomendable conducir tu vehículo lentamente hasta un puesto de auxilio vial o al centro de servicio mecánico más cercano.

Productos relacionados